El verano

Cenar en una terraza soleada, pasearse por la playa del Larvotto a la puesta del sol… innumerables eventos festivos. En Mónaco, siempre tiene lugar algún acontecimiento, a usted sólo le queda elegir.

El verano en Mónaco, la temporada chispeante

La Gala de la Cruz Roja Monegasca es indudablemente la más importante velada de gala de beneficencia del mundo. En el recinto de la Salle des Etoiles du Monte-Carlo Sporting Club, se reúne la alta sociedad, así como los donantes venidos del mundo entero.

La corte de Honor del Palacio Principesco de Mónaco abre sus puertas en julio y en agosto para acoger una serie de conciertos de música clásica. Numerosas orquestas de renombre vienen a interpretar obras de Strauss, Mozart y de Beethoven.

S.A.S el Príncipe Rainiero III creó el Festival de Televisión de Montecarlo en 1961, de este modo deseaba “fomentar una nueva forma de arte, al servicio de la paz y de la comprensión entre los hombres”. La Ninfa de Oro recompensa la mejor creación audiovisual. Las estrellas internacionales se reúnen durante una semana en Montecarlo, donde también tienen lugar conferencias exclusivas, proyecciones públicas…

Desde su creación, el Monte-Carlo Sporting Summer Festival acoge todos los años a los artistas internacionales en un entorno prestigioso: La Salle des Etoiles du Sporting de verano.  Con una programación de conciertos excepcional, este festival se ha convertido en uno de los lugares ineludibles de las veladas estivales del Principado.

El Mundial del Teatro, esta manifestación creada por el Studio de Mónaco (círculo artístico monegasco fundado en 1939) se organiza cada cuatro años desde 1957. La última edición data de agosto de 2017. Cientos de actores-aficionados proponen cada noche durante diez días, tres obras de países diferentes que se interpretan en su lengua materna. Una verdadera vuelta al mundo cultural sin levantarse del sillón del teatro.

En julio y agosto el Fuerte Antoine en la Ciudad pretende desarrollar un teatro vivo, popular y matizado, a la escucha de la creación contemporánea. Los artistas mantienen un estrecho vínculo con un público entusiasta y les gusta actuar, en la tibieza de las noches estivales, tan cerca del cielo como del mar, que aquí se confunde en un decorado único.

El Concurso Internacional de Fuegos artificiales Piromelódicos, creado por el Ayuntamiento de Mónaco en 1966 con motivo de las celebraciones del centenario del barrio de Montecarlo, el ineludible Concurso Internacional de fuegos artificiales piromelódicos se desarrolla durante la temporada estival, con cuatro veladas que jalonan el verano y abarcan el cielo monegasco. El anfiteatro natural que constituye la bahía del Port Hercule forma un marco ideal para esta competición que envía hacia el mar el eco formidable de las detonaciones.

Con la vuelta del verano, el Festival Internacional de Órgano de Mónaco se instala de nuevo en la Catedral en torno al gran órgano Thomas. Gracias a un nuevo modo de retransmisión vídeo, el público podrá seguir más íntimamente el ballet de las manos y pies de los artistas en la consola del monumental instrumento de 4 teclados y 80 juegos.

Todas las estaciones son bellas en el Principado...

La Fundación Príncipe Pedro de Mónaco, cuyo objetivo es promocionar la creación contemporánea, entrega el Premio Literario, el Premio de Composición Musical, el Premio Internacional de Arte Contemporáneo a lo largo de todo el año. Esta fundación, creada en 1966 por S.A.S. El Príncipe Rainero III como homenaje a la memoria de su padre, el Príncipe Pedro, gran protector de las artes y las letras, organiza igualmente varias conferencias sobre distintos temas y con oradores de prestigio.

De la comedia al jazz, de la música clásica a las marionetas, de los montajes visuales a los monólogos cómicos, del francés al inglés, del italiano al alemán, el Teatro Princesa Gracia, gracias al impulso de su creadora, S.A.S la Princesa Gracia, respira una gran variedad de ritmos.

Bajo el timón de su nuevo Director Artístico y Musical, Kazuki Yamada, la Orquesta Filarmónica de Monte-Carlo sabrá hacerle viajar por todo el mundo.

La Ópera de Monte-Carlo trae virtuosismo al arte lírico. Prueba de ello son las impresionantes producciones como la de Nabucco de Verdi, representada por primera vez en el Principado en 2002 con un coro de 120 personas, 60 figurantes, un buen número de bailarines y 300 trajes, o también ópera barroca totalmente modernizada o deliciosas operetas. La Ópera de Montecarlo, dirigida por Jean-Louis Grinda,  ofrece una programación llena de encanto, sorpresas y talento.

De los ballets rusos de Diaghilev a la Compañía dirigida por Jean-Christophe Maillot, los Ballets de Monte-Carlo cuentan con un siglo de Historia de la danza llevado con pasión. Director y coreógrafo, Jean-Christophe Maillot ha sabido dirigir la evolución de los ballets hacia la creación contemporánea gracias a sus propias obras, pero también con coreógrafos de prestigio internacional a los que se invita a Mónaco con frecuencia.

A lo largo de los meses, la Orquesta Filarmónica, la ópera de Montecarlo y el teatro Princesa Gracia presentan espectáculos originales y de excelente calidad.