Ver

Actividades de verano en el Principado

Fecha de publicación: 31/05/2021
Queda poco para las vacaciones de verano y tiene pensada una visita al Principado. Mónaco ha preparado actividades de todo tipo: habrá exposiciones,  los museos, balnearios y restaurantes estarán abiertos y se organizarán conciertos para que todos puedan disfrutar.

Pasar unos días en Mónaco es elegir un destino excepcional donde vivir una experiencia única y memorable. Para seguir acogiendo a visitantes del mundo entero en las mejores condiciones, fiel a su espíritu y  valores esenciales, Mónaco toma las riendas con la iniciativa "Mónaco Safe", auténtica garantía de seguridad sanitaria y de confianza para sus clientes y visitantes de distintos locales abiertos al público. El objetivo es poder descubrir el Principado con seguridad y tranquilidad.

Una burbuja de bienestar
Las vacaciones están pensadas para relajarse, disfrutar y, sobre todo, descansar.
En este verdadero rincón del paraíso mediterráneo donde el tiempo parece detenerse, lo ideal es dejarse llevar por un ambiente sosegado, con un bienestar incomparable. Hoteles de renombre, balnearios de lujo o institutos de belleza, playas privadas o piscinas de ensueño... La estancia en el Principado es sinónimo de momentos de descanso absoluto.
Está demostrado: nos sentimos mejor cuando vamos de compras...  Y por qué no combinar esta actividad con algún que otro paseo por los jardines, un remanso de paz, o con unas vistas incomparables sobre el mar. O deambular por las callejuelas de la ciudad de Mónaco, en el corazón del nuevo centro neurálgico One Montecarlo, o a lo largo de Port Hercule: lo importante es tomarse el tiempo de disfrutar de los instantes más fugaces. 

Un deleite para los sentidos
Disfrute de los mejores restaurantes del Principado o saboree los productos típicos de Mónaco.

Qué mejor que cuidarse... Chefs de prestigio le esperan, poniendo a su disposición los manjares más refinados. Si le apetece, vaya a cenar al Grill, o al restaurante del Hotel de París galardonado por la Guía Michelín, o descubra el nuevo restaurante de Yannick Alléno en el Hotel Hermitage. Si le atrae lo exótico, el Yoshi sabrá cómo seducirle con su cocina de influencia nipona. Tal y como apunta Joël Robuchon: "Venimos por curiosidad, no seduce la calidad y nos reunimos aquí para disfrutar". Si sueña con Latinoamérica, vaya al Coya: sublima los grandes clásicos de la cocina peruana en un ambiente de color y brillo, con vistas incomparables del Mediterráneo.

Para probar la gastronomía local, acérquese al mercado tradicional de la Condamine: barbajuán, "pissaladière" o "socca", ¡lo difícil es elegir!l ¿Sabía que en Mónaco se hace cerveza? Póngase cómodo en la terraza frente al mar de La Brasserie de Mónaco, en un ambiente relajado y tranquilo, y aprecie la cocina de calidad hecha en casa, que pone de relieve las especialidades de la región. Disfrute de un partido de fútbol tomando una cerveza o del sol mediterráneo.

Actividades para todos
Grandes o pequeños: es imposible aburrirse en Mónaco este verano. Exposiciones como "Inmersión" en el Oceanográfico, "Alberto Giacometti, retrospectiva" en el Fórum Grimaldi, y las de Nuevo Museo Nacional de Mónaco, "Marginalia" y "Shimabuku". Disfrute de la emoción de los eventos deportivos (del campeonato de salto al de natación o el Herculis), y vea un concierto en directo en el increíble programa del Summer Sporting Festival: todo sucede en Mónaco.

Si lo que de verdad le gusta es ver series en plataformas de streaming, las grandes estrellas de la televisión se dan cita en el Principado en el Festival de la Televisión de Montecarlo, y en el primer Festival de Cine en Streaming. Una buena ocasión para ponerse sus mejores galas y pisar la alfombra roja. También existe la posibilidad de pasar una velada en el Palacio; como cada verano, el príncipe Alberto abre las puertas de su residencia para acoger los conciertos de la Filarmónica de Mónaco en su Patio de Honor. Una experiencia mágica.

Un lugar pequeño en cuanto a espacio, pero con un gran corazón; destino de un paréntesis romántico, escenario de experiencias llenas de tranquilidad y descanso, o de escapadas urbanas. Mónaco está hecho para usted: solo tiene que venir.