Un Destino Comprometido

Desde su llegada, S.A.S. el Príncipe Alberto II de Mónaco dirige una política potente en favor del desarrollo sostenible a nivel nacional e internacional.
Las acciones se centran en la biodiversidad, la gestión de los recursos y la reducción de los gases de efecto invernadero.

LA POLÍTICA MEDIOAMBIENTAL

En efecto, S.A.S. el Príncipe Alberto II se comprometió a que el Principado de Mónaco redujera sus emisiones de gas de efecto invernadero un 50% para 2030 con relación a 1990 y renovó su compromiso de alcanzar la neutralidad carbono de aquí al 2050 así como sus numerosas acciones en favor de la consideración de los océanos en la problemática del desajuste climático. Fuentes / más información

LAS ACCIONES IMPLEMENTADAS

Preservar el patrimonio natural 

La gestión del patrimonio natural es uno de los pilares de la política gubernamental. La Dirección del Medio ambiente implementa programas de inventario y seguimiento de las especies marinas y terrestres. A nivel marino: el Principado protege su espacio marítimo, ya que la totalidad de las aguas territoriales forma parte del santuario marino “Pelagos”.
Se crearon en Mónaco dos reservas marinas.
La primera, de 50 hectáreas, situada en el Larvotto se creó en los años 70. Posee un herbario de Posidonia, grandes nácares y meros marrones. 
La segunda, creada en 1986 sobre el arrecife coralígeno de Spélugues tiene la particularidad de albergar coral rojo.
En la tierra, el Principado cuenta con 880 especies vegetales,  18 de ellas patrimoniales. Los distintos estudios permitieron contabilizar la fauna y la flora y descubrir, en particular, especies de insectos e invertebrados raros. La Roca es el refugio de una pareja de halcones peregrinos y su progenitura.

La política de conservación de los árboles y de algunos vegetales está a cargo de la Dirección de la Adaptación Urbana que redactó el “Código del Árbol”. Este documento devuelve al árbol en la ciudad, su importancia, sus virtudes y censa el patrimonio arborícola del Principado. Fuentes / más información

Vigilar

1) Control de la Calidad del Aire

Con el fin de prevenir una molestia o un riesgo para la salud y el medio ambiente, se implementó, hace más de veinte años, una red automatizada de cinco estaciones aprobadas en el territorio. Proporciona medidas sin interrupción de manera automática o mediante recogidas, seguidas por análisis en laboratorio. El tratamiento del conjunto de estas medidas se realiza por la Dirección del Medio ambiente y valida posteriormente AtmoSud (experto autorizado en Provenza Alpes Costa Azul).

Los contaminantes vigilados son :

  • Monóxido de carbono (CO)
  • Óxidos nitrosos (Nox)
  • Dióxido de azufre (SO2)
  • Ozono (O3)
  • Partículas finas

Se acaba de reforzar el dispositivo de vigilancia con la puesta en línea, en el portal Internet del Gobierno, de un índice de la Calidad del Aire (IQA). La calidad se expresa gracias a un índice global que va desde 0 (muy bueno) hasta 100 (límite máximo de alerta), calculado sobre la base de los datos recogidos por las 5 estaciones de medición de la calidad del aire gestionadas por la Dirección del Medio ambiente.
La previsión IQA para el día siguiente (J+1) se considera también teniendo en cuenta las previsiones meteorológicas.

2) Control de la Calidad de las Aguas Litorales

El Principado realiza una vigilancia de la calidad física y química de las aguas litorales, basada en medidas repetidas del conjunto de los componentes del medio marino (masas de agua, sedimentos u organismos vivos), así como el conocimiento de las actividades o contribuciones naturales y antrópicas susceptibles de influir en la calidad del medio.
Se realiza también una vigilancia sanitaria de las aguas de baño entre principios de mayo y finales de septiembre con un ritmo de recogidas y análisis semanales en cada lugar de baño (playas de los Pescadores, Solárium y Larvotto). Por otra parte, se elabora una declaración de conformidad después de cada temporada de baño. 

Durante la temporada estival de junio a septiembre, los valores observados son accesibles al gran público en el puesto de vigilancia de la playa del Larvotto y en las pantallas en la entrada de Mónaco.

Gestionar los Recursos

Se realiza una gestión sostenible del agua y los residuos en el Principado.
Mónaco dispone de dos fuentes de suministro de agua: un agua producida localmente procedente de las fuentes ubicadas en la zona Este del Principado y un agua importada procedente de un recurso ubicado en el Este, sacada en la capa de la Roya y un recurso principal al oeste, procedente de la cuenca hidrográfica del Var.
La racionalización y la disminución del consumo de agua están entre los retos esenciales en el marco de una gestión sostenible del recurso. Un consumo demasiado importante de agua ejerce presiones sobre las reservas de agua dulce, en particular, en el medio urbano. Un consumo juicioso permite reducir la tensión a la cual se someten nuestros ecosistemas, y prolonga la duración de vida de las reservas existentes y los centros de tratamiento.
Estos últimos años, la concienciación, por los hogares, los agentes privados y públicos del Principado, ha conllevado una reducción sensible del consumo del agua en Mónaco. 
Fuentes/más información
Se ha implementado la recogida selectiva, reforzándola con una amplia política de sensibilización.  www.sma.mc/
Por lo que se refiere a la energía, el Gobierno aplica una política medioambiental que pretende respetar los compromisos del Principado, en particular el protocolo de Kioto. Dentro de la lógica de las disposiciones del protocolo de Kioto, Mónaco se fijó los objetivos de mejorar la eficacia energética un 20% y consumir un 20% de energía final procedente de fuentes renovables, de aquí a 2020.

El Plan Energía Clima implementado tiene por finalidad luchar contra el cambio climático y adaptar el territorio a estos cambios, dentro de una lógica de desarrollo sostenible. Más información

Reducir los Gases de efecto invernadero

El Principado de Mónaco se comprometió a reducir en un 50% sus emisiones de gas de efecto invernadero para el 2030 con relación con el 1990. Para lograr este objetivo, se creó la Misión para la Transición Energética con el objetivo de actuar sobre los 3 sectores más emisores de gas de efecto invernadero en Mónaco, a saber los transportes por carretera, el tratamiento de los residuos y el gasto energético de los edificios.
La misión gestiona también el fondo verde nacional con el fin de realizar proyectos concretos de envergadura.
Después de  redactar el Libro Blanco que determinó la hoja de ruta, la Misión para la Transición Energética trabaja ahora en el desarrollo de las energías renovables en Mónaco (energía solar, talasotérmica, geotérmica…).
En paralelo, se lanzó también un Pacto para la Transición Energética. Permite a todos -privados, o públicos- comprometerse con acciones voluntarias y obligatorias con el fin de reducir sus GES. Más información

Mónaco, Destino de Turismo Responsable

En Mónaco, el sector turístico sigue la política medioambiental generada por el Gobierno del Principado. Todos los protagonistas se comprometen con un turismo más responsable e implementan soluciones para una gestión óptima de los recursos.
El Destino Mónaco y sus socios trabajan para la protección, la conservación del agua, de la biodiversidad, y la lucha contra el calentamiento climático.
Como ejemplo, la mayoría de los hoteles se acogió a la certificación medioambiental, y se opta por la movilidad suave gracias al desarrollo de una red de transporte público y soluciones de intermodalidad eficaces. Se organizan regularmente acciones de sensibilización, sobre el tema dela recogida selectiva, el derroche alimentario, la protección de la biodiversidad…

Green is the new Glam

La Dirección de Turismo y Congresos de Mónaco lanzó en 2018 una nueva estrategia de comunicación encaminada a promover el Turismo Responsable, que se articula en torno al lema “Green is the new Glam”.
El mensaje es potente y pretende afirmar el posicionamiento de Mónaco como Destino de Turismo de Lujo Responsable.
Declinado nivel internacional en todos los mercados y soportes a - basándose, en particular, en visuales y una campaña vídeo - “Green is the new Glam”, este mensaje permite presentar los esfuerzos de los socios y promover las buenas prácticas… desde la hostelería hasta la gastronomía, pasando por la movilidad, los centros de atracción y los acontecimientos del Principado.