Jardín japonés

Este jardín creado en 1994 por petición del Príncipe Rainiero III respetando los principios más estrictos del concepto del pensamiento zen de la mano del arquitecto del paisaje Yasuo BEPPU (Gran Premio de la exposición Floral de Osaka 90’) ofrece un viaje completo al país del sol naciente dentro del propio Principado.

Los paseantes podrán así descubrir todos los elementos obligatorios de un jardín japonés, como el estanque, las islas, las cascadas, las linternas, los puentes, la casa de té y el jardín zen.

Este marco de vegetación es una mezcla frondosa de tradiciones japonesas y elementos mediterráneos, frutos de una estrecha colaboración entre los jardineros de Mónaco y los japoneses. Así, las hileras de bambú, las tejas (isla de Awaji), las linternas de piedra y las maderas que componen las construcciones (portal, casa de té...) se han importado de Japón, mientras que los vegetales, todos de clima mediterráneo (pinos, olivos, granados...), se han tallado y trabajado durante tres años por el Maestro BEPPU para conseguir un efecto nipón.

Los bloques de piedra que forman la cascada llegan de Córcega, Auvernia y del valle del Tinée, y se han seleccionado todos in situ antes de su instalación siguiendo un plan preciso. Los más curiosos podrán descubrir tradiciones japonesas gracias a los carteles explicativos cerca de cada elemento relevante.

Un estanque al pie del pabellón permite admirar una colección de carpas koi, que evoluciona con tranquilidad entre los nenúfares y las flores de loto.

Cada año, el Maestro BEPPU viene especialmente desde Japón para transmitir su sabiduría y ofrecer consejo a los jardineros sobre el mantenimiento de los vegetales.

Entrada libre. 
Horarios: 9h/17.45h o 18.45h (según la temporada)
Jardín con label EVE por ECOCERT.

 Accesibilidad : el jardín es en su mayor parte accesible.