Ver

Hotel de Paris Monte-Carlo

Hay palacios de excepción que un día dejan de ser una dirección para convertirse en una leyenda. El Hotel de París es uno de esos lugares mágicos.

Alojarse en un palacio excepcional

Desde 1864, el Hotel de París de Montecarlo tiene como ambición ofrecer lo mejor de la época y seguir siendo un símbolo de excelencia en el arte de hospedar a sus clientes. El Hotel de París de Montecarlo está situado en un lugar privilegiado: la Plaza del Casino. Con sus doscientas ocho habitaciones, de las cuales noventa y seis son suites de lujo, el Hotel de París de Montecarlo es hoy heredero del espíritu de los grandes hoteles, además de un templo de la gastronomía, con el restaurante "Louis XV - Alain Ducasse Hotel de París" (3 estrellas), el "Grill" (1 estrella) y "ÔMER". Sus prestigiosas bodegas se encuentran entre las más conocidas y mejor abastecidas del mundo, con unas 350.000 botellas.

Palacio icónico de renombre mundial, el Hotel de París de Montecarlo abre una nueva página de su historia. Después de cuatro años de metamorfosis (hasta diciembre de 2018) El Hotel de París de Montecarlo ha sabido reinventarse poniendo siempre de relieve su carácter inigualable y su patrimonio emblemático.

Su fachada recobra el alma de la Belle Époque de 1909, y se han creado nuevos espacios en todas las habitaciones: un patio deslumbrante, marco ultraexclusivo para las grandes casas de alta joyería. El restaurante "ÔMER", concebido en colaboración con Alain Ducasse, o un espacio de bienestar de unos mil metros cuadrados en la planta alta, junto con la zona que ahora ocupa "Thermes Marins" de Montecarlo. El punto álgido de esta metamorfosis lo representan dos nuevas suites, creadas para convertirse en las más excepcionales de la Riviera francesa.

Suites joya

La suite Princesa Gracia, espacio fastuoso de 983 metros cuadrados, con dos terrazas de 143 y 378 metros cuadrados, y maravillosas vistas al Mediterráneo y al Palacio del Príncipe. En las dos últimas plantas del Hotel de París de Montecarlo, la suite Princesa Gracia es un remanso de paz, impregnada del delicioso perfume de las rosas del patio, que arropan la intimidad del lugar. Con unas prestaciones excepcionales y un servicio de lujo a medida, esta suite es, desde febrero de 2019, la pareja de la Rainiero III que, con sus 830 metros cuadrados, es la más grande del hotel. En sus 350 metros cuadrados de terraza posee, además, una piscina desbordante con natación contracorriente.

Abierta la la Plaza del Casino, el suite Príncipe Rainiero III recuerda el vínculo histórico entre el hotel y el Casino, dos insignias construidas a finales del siglo XIX sobre la roca monegasca.

Restaurantes

Es aquí, en el Luis XV-Alain Ducasse del Hotel de París de Montecarlo, donde un repertorio culinario único que encuentra su inspiración pródiga en la Riviera. La carta  del chef Dominique Lory y Alain Ducasse destila modernidad y juventud. Jugos vigorosos, caldos intensos, condimentos frescos: revela, ante todo, exactitud y precisión de sabores.
En la octava planta, Le Grill se asoma a las majestuosas vistas del Mediterráneo. El techo se abre para un almuerzo al sol o una cena bajo las estrellas. La cocina rinde homenaje a los asadores, que han dado fama al restaurante.

El ÔMER, situado en la planta baja ajardinada de la nueva ala "Rotonda" del Hotel de París de Montecarlo, da a los frondosos jardines del hotel, con el mar de fondo. El ÔMER es una invitación a descubrir una cocina de influencias diversas. Aquí el ambiente se antoja acogedor y relajado,  para saborear la dulzura de vivir.

Bar legendario y parada obligatoria de todo viajero, el Bar Americano del Hotel de París de Montecarlo es un lugar imprescindible. En el programa: música directo y ambiente art déco. Tiene una nueva terraza con maravillosas vistas al mar, el Casino y la Plaza del Casino.